Palas de pádel con forma de lágrima

Las palas de pádel con forma de lágrima o pera están destinadas a la potencia. Son modelos que proporcionan un balance más alto y bastante equilibrado, en consecuencia ayudan a darle mayor pegada a nuestros golpes.

Son el tipo de palas que mayor crecimiento han tenido últimamente porque son una mezcla de las de forma redonda y diamante. Esto implica que nos vamos a beneficiar de lo mejor de las palas redondas y de lo mejor de las palas diamantes (aunque nunca llegaremos a conseguir los niveles de perfección que alcanzaríamos con una de las dos).

pala de pádel lagrimaLas palas con forma de lágrima son perfectas para cualquier jugador que precise de potencia, pero especialmente para jugadores de nivel medio o alto que ya tengan cierta técnica y les falte potencia en sus golpes.

Características de las palas con forma de lágrima

Las principales características de las palas con forma de lágrima son:




  • Punto dulce intermedio: Las palas con forma de lágrima tienen un punto dulce mayor que el de las palas de diamante, pero menor que el de las palas redondas. Por consiguiente, con este tipo de palas tendremos una mayor superficie de golpeo que con las palas diamante, pero una superficie no tan amplia como la que encontraríamos en una pala redonda.
  • Balance intermedio: El balance de las palas lágrima es más bajo que el de las palas de diamante, pero más alto que el de las palas redondas. Esto significa que este tipo de palas presentarán una manejabilidad mayor que las palas diamante, pero sin alcanzar los niveles de manejabilidad de las palas con forma redonda.
  • Altas prestaciones + comodidad: Las palas con forma de lágrima nos dan unas prestaciones en pista muy buenas, sobre todo si orientamos nuestro juego al apartado más ofensivo. A pesar de no ser tan potentes como las palas con forma de diamante, este tipo de palas presenta una potencia muy respetable, mayor que la que nos ofrecen las palas con forma redonda.