Forma de las palas de pádel

A la hora de decidir sobre la compra de una pala de pádel, una de las cuestiones que siempre surgen es ¿cómo ha de ser la pala que escojamos?. Los  diferentes tipos de palas de pádel se distinguen principalmente por la forma, pero también es importante el tamaño y el peso, sobre todo si somos principiantes.

En función de la forma que escojamos la pala se va a comportar de distinta manera en la pista. Por eso se dice que la forma de la pala está directamente relacionada con el equilibrio a la hora del juego.

La importancia de la forma de la pala de pádel

Las distintas formas que presentan las palas hará que el balance será más alto o más bajo, el punto dulce se colocará en un lugar o en otro y será más o menos amplio, la pala nos resultará más manejable, etc.… Por lo tanto, cada formato nos va a ofrecer distintas posibilidades y tendremos que saber qué buscamos para nuestro juego para seleccionar la pala que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Cada una de ellas nos dará unas prestaciones diferentes, por ello se deberá elegir la pala según el estilo de juego y las características que desees que aporte y, sobre todo, hay que tener en cuenta que está diseñada para fomentar determinados aspectos del juego.

Tipos de palas de pádel en función de su forma

En función del tipo de forma que tenga la pala, ésta puede ser con forma redonda, diamante o de lágrima. Estos son los tres moldes usados habitualmente en la fabricación por las grandes marcas aunque existen algunas variaciones más específicas en algunos modelos.

pala de pádel con forma redonda
Con forma redonda
pala de padel con forma diamante
Con forma diamante
pala de padel con forma de lágrima
Con forma de lágrima

Para conocer qué tipo de pala me conviene para mi tipo de juego, deberé prestar atención a mis condiciones técnicas y a mí nivel. No por escoger una pala diamante voy a rematar mejor, ni por escoger una pala redonda dominaré mejor cada situación del juego. El punto de impacto, la técnica y los llamados vicios harán que mi modelo ideal varíe.

Los expertos han llegado a la conclusión que lo más conveniente es iniciarse con un formato de pala con forma redonda cuando el jugador es inexperto. ¿Por qué? Porque técnicamente tendrá un mayor margen de mejora que, con el transcurso del tiempo, logrará acortar y este formato permitirá mientras tanto disminuir sus defectos técnicos a la vez que le permitirá dominar poco a poco cada golpe en la pista.