Palas de pádel con balance bajo

Las palas de pádel de balance bajo nos proporcionan control en el golpeo, esta pala es la idónea para la gente que empieza a jugar al pádel, pero está recomendada para jugadores contrastados con gran toque. Este balance es el que tienen la gran mayoría de palas redondas.

El peso queda distribuido muy cerca de la empuñadura de la pala. Esto hace que seamos capaces de dominar la pala, aportando un gran control. Por contra, este tipo de balance resta potencia para ejecutar golpes defensivos y voleas.

Ventajas e inconvenientes de las palas con balance bajo

La ventaja más importante de este tipo de palas con respecto a las palas con balance alto se encuentra en la alta manejabilidad que nos proporcionan, lo que implicará una mayor seguridad en nuestro juego. Estas palas son las idóneas para aquellos jugadores que devuelven toda pelota que se les acerca.

Otra de las ventajas es que usar palas con el balance bajo son la opción perfecta para prevenir lesiones en el brazo y el codo, gracias a no tener que forzar el brazo en los golpes como sí hay que hacer con las palas de balance alto. Por lo tanto, son la mejor opción para los jugadores que todavía se están iniciando y que quieren tener una larga carrera sin lesiones en este deporte.




La principal desventaja de las palas con balance bajo se encuentra en los golpes más agresivos como el remate. Al tener el peso distribuido hacia el puño, la potencia que obtendremos de esta pala será inferior a la que nos proporcionan las palas con balance hacia la cabeza.