Balance de las palas de pádel

El balance hace referencia al punto en el que se concentra el peso de la pala. Este aspecto tiene gran relevancia porque un balance adecuado te permitirá conseguir mayor control, pero al mismo tiempo, también lograrás dar más descanso a tu muñeca. Cómo vemos el balance es uno de los aspectos fundamentales para darnos más comodidad en la pista.

El balance de la pala se obtiene por tanto del centro de gravedad y de la distancia al extremo del mango de la pala.

En función de su ubicación podemos encontrarnos los siguientes tipos de balance: alto (palas con balance hacia la cabeza), centrado (palas con balance intermedio) o bajo (palas con balance hacia el puño).

El balance de las palas de pádel es muy importante también a la hora de decantarnos por un tipo de pala. Para que sea fácil de entender, el balance de la pala es la forma en la que el fabricante reparte el peso en la pala de pádel.

La importancia del balance de la pala de pádel

Escogeremos un tipo de balance en función de nuestro nivel y características de nuestro estilo de juego.

Tipos de palas de pádel en función de su balance

pala de padel con balance alto
Con balance alto
pala de padel con balance centrado
Con balance centrado
pala de padel con balance bajo
Con balance bajo

Disponemos de tres balances a escoger, alto, bajo y medio. Esto significa que si me decanto por una pala con balance alto el peso de la pala estará repartido en la cabeza de la misma y comparándola con una pala de igual peso pero diferente balance, ya sea medio o bajo, la que tiene el balance más alto nos dará sensación de más peso y cuando llevemos un buen rato jugando notaremos el brazo cargado.

Por lo tanto, para comenzar a jugar al pádel necesitamos una pala con el balance bajo ya que el peso está repartido lo más cerca de nuestra muñeca y a la hora de manejar la pala será mucho más cómodo que en aquellas en que el balance sea medio o alto.