El balance de las palas de pádel y su importancia en el juego

0

¿Qué es el balance en las palas de pádel?

El balance hace referencia al punto en el que se concentra el peso de la pala. Este aspecto tiene gran relevancia porque un balance adecuado te permitirá conseguir mayor control, pero al mismo tiempo, también lograrás dar más descanso a tu muñeca. Cómo vemos el balance es uno de los aspectos fundamentales para darnos más comodidad en la pista.

El balance de la pala se obtiene por tanto del centro de gravedad y de la distancia al extremo del mango de la pala.

En función de su ubicación podemos encontrarnos los siguientes tipos de balance: alto (palas con balance hacia la cabeza), centrado (palas con balance intermedio) o bajo (palas con balance hacia el puño).

El balance de las palas de pádel es muy importante también a la hora de decantarnos por un tipo de pala. Para que sea fácil de entender, el balance de la pala es la forma en la que el fabricante reparte el peso en la pala de pádel.

La importancia del balance de la pala de pádel

Escogeremos un tipo de balance en función de nuestro nivel y características de nuestro estilo de juego.

Tipos de palas de pádel en función de su balance

pala de padel con balance alto
Con balance alto
pala de padel con balance centrado
Con balance centrado
pala de padel con balance bajo
Con balance bajo

Disponemos de tres balances a escoger, alto, bajo y medio. Esto significa que si me decanto por una pala con balance alto el peso de la pala estará repartido en la cabeza de la misma y comparándola con una pala de igual peso pero diferente balance, ya sea medio o bajo, la que tiene el balance más alto nos dará sensación de más peso y cuando llevemos un buen rato jugando notaremos el brazo cargado.

Por lo tanto, para comenzar a jugar al pádel necesitamos una pala con el balance bajo ya que el peso está repartido lo más cerca de nuestra muñeca y a la hora de manejar la pala será mucho más cómodo que en aquellas en que el balance sea medio o alto.

Palas de pádel con balance alto

En las palas de pádel con balance alto el peso queda más cerca de la parte de la cabeza de la pala y se distancia del mango. En la mayoría de palas de pádel este tipo de balance se identifica con claridad, ya que el dibujo de la pala de pádel tiene forma de diamante.

Ventajas  e inconvenientes de las palas con balance alto

La gran ventaja de este balance es que se gana en potencia en remate gracias al efecto palanca. Las palas de balance alto nos darán potencia en nuestro juego, por lo tanto para el iniciado al pádel no nos interesa. Serán palas adecuadas para los jugadores que busquen un punto agresivo en su pala.

El principal inconveniente de las palas con balance alto es que su manejabilidad va a ser reducida, debido a la distribución del peso hacia la cabeza. Además, está el inconveniente de que la muñeca se resiente mucho más, dado que exige hacer mucha más fuerza para sujetar la pala.

Además este tipo de palas son las más propensas a provocar problemas en el brazo, como la famosa epicondilitis, por lo que sólo la recomendaríamos si tu nivel es avanzado y tienes una técnica depurada.

No debemos olvidar que la salud es lo más importante, y que sin ella no podremos seguir disfrutando de este deporte o tendremos que guardar reposo un tiempo, por lo que, si tu nivel no es avanzado, nuestra recomendación es que no optes por este tipo de palas.

Por lo tanto, si estamos buscando palas que nos proporcionen comodidad en el juego y nos permitan llegar a las bolas más complicadas, las palas de balance alto no deben ser nuestra elección.

Palas de pádel con balance centrado

En las palas de pádel con balance centrado o medio el peso está algo más cerca del mango de la pala. Eligiendo este tipo de balance se consigue un mayor control y mejor manejo de la pala. También se consigue reducir la sobrecarga en la zona de la muñeca. Estas palas se caracterizan por tener forma de lágrima, aunque también se pueden encontrar modelos redondos con este tipo de balance.

Las palas con balance centrado son el punto medio entre las palas con balance alto y las palas con el balance hacia el puño o bajo. Combinan lo mejor y lo peor de los tipos de pala con balance alto y bajo.

Características de las palas con balance centrado

  • Las palas con balance centrado cuentan con una potencia en golpes agresivos como el remate superiores a las palas con el balance bajo, pero inferior a las palas con balance alto.
  • Las palas con este balance presentan una manejabilidad superior a la que obtenemos con las palas con balance alto, pero inferior al que obtendríamos con una pala con un balance bajo.
  • Las palas con balance medio previenen y nos protegen mejor de las lesiones que las palas con balance alto, pero sin llegar al nivel de protección que nos ofrecerían las palas con el balance bajo.

Nuestra recomendación, por ello, es que este tipo de palas estén encaminadas a los jugadores con un nivel intermedio, pero que todavía no cuentan con la técnica suficientemente depurada como para optar por una pala con el balance hacia la cabeza o alto.

Palas de pádel con balance bajo

Las palas de pádel de balance bajo nos proporcionan control en el golpeo, esta pala es la idónea para la gente que empieza a jugar al pádel, pero está recomendada para jugadores contrastados con gran toque. Este balance es el que tienen la gran mayoría de palas redondas.

El peso queda distribuido muy cerca de la empuñadura de la pala. Esto hace que seamos capaces de dominar la pala, aportando un gran control. Por contra, este tipo de balance resta potencia para ejecutar golpes defensivos y voleas.

Ventajas e inconvenientes de las palas con balance bajo

La ventaja más importante de este tipo de palas con respecto a las palas con balance alto se encuentra en la alta manejabilidad que nos proporcionan, lo que implicará una mayor seguridad en nuestro juego. Estas palas son las idóneas para aquellos jugadores que devuelven toda pelota que se les acerca.

Otra de las ventajas es que usar palas con el balance bajo son la opción perfecta para prevenir lesiones en el brazo y el codo, gracias a no tener que forzar el brazo en los golpes como sí hay que hacer con las palas de balance alto. Por lo tanto, son la mejor opción para los jugadores que todavía se están iniciando y que quieren tener una larga carrera sin lesiones en este deporte.

La principal desventaja de las palas con balance bajo se encuentra en los golpes más agresivos como el remate. Al tener el peso distribuido hacia el puño, la potencia que obtendremos de esta pala será inferior a la que nos proporcionan las palas con balance hacia la cabeza.